¿Quiénes somos?

 

Niños y niñas, adolescentes y jóvenes con menos oportunidades

Trabajamos con infancia, adolescencia y juventud a los que definen con etiquetas como menores tutelados, con medidas judiciales, migrantes no acompañados o jóvenes con problemas de conducta. Alguno de ellos viven en centros de menores, otros no tienen hogar. Algunas son madres adolescentes, otros  -chicos y chicas- tienen diagnosticados problemas de salud mental…  Muchos cargan heridas emocionales desde la infancia más temprana, que afrontan sin una red sólida ni una familia estable en la que apoyarse.

Acompañamos a este colectivo en su proceso terapéutico y artístico. A través del cine aprenden una nueva forma expresión y así pueden hacer algo con el sufrimiento que tanto les tortura. Hemos comprobado cómo el poder expresar de forma artística sus opresiones les devuelve la dignidad, porque descubren en las películas que hacen un lugar de belleza y una oportunidad para hacerse visibles.

Juntos/as encontramos sentido

24 PS es una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es crear posibilidades de cambio. Entendemos que el arte es transformador y, como tal, supone una herramienta de cambio que los jóvenes pueden adoptar como propia. Fundimos el psicodrama y el cine para iniciar un proceso colectivo de resiliencia y diálogo social.

La asociación 24 PS  ha sido creada por el periodista, fotógrafo y director de cine Pedro Sara y la psicoterapeuta y cineasta Violeta Pagán.  Gracias al apoyo y la colaboración distintas instituciones educativas, organismos de gestión cultural y el trabajo de un nutrido grupo de profesionales, colaboradores/as desinteresados, del ámbito de la psicología, el cine o la pedagogía, desarrollamos actualmente dos proyectos simultáneos, dos Escuelas terapéuticas de Cine: la escuela del Centro de Menores Santiago Uno de Salamanca, a la que llamamos UNOCINE, y la primera escuela municipal gratuita de cine dentro de Matatadero Madrid, el proyecto Dentro Cine.

 

 

HACEMOS CINE PARA CURAR HERIDAS,

para devolvernos la dignidad y cambiar nuestro guión de vida